Los montacargas son una herramienta muy útil para la logística empresarial. Hay diferentes tipos de equipos y hoy hablaremos, específicamente, de los montacargas eléctricos. Su amplio uso se debe a que, con el pasar del tiempo, el cuidado del medio ambiente juega un papel cada vez más importante en la sociedad, además de esto son excelentes para trabajar en sitios cerrados ya que no generan gases nocivos para la salud de los trabajadores. En términos generales, los montacargas eléctricos y los de combustión están diseñados para desempeñarse en ambientes específicos, por ejemplo, los equipos eléctricos son perfectos para trabajar en bodegas, pero su uso en exteriores o en terrenos difíciles es limitado, por el contrario, los equipos de combustión están prácticamente diseñados para trabajar al aire libre, con todo lo que esto implica. Sin embargo, estas no son sus únicas diferencias.

Ventajas y desventajas de los montacargas eléctricos

Vamos a analizar las Ventajas y desventajas de los montacargas eléctricos, estos son equipos que funcionan mediante energías limpias, lo que los hace realmente útiles para trabajos en espacios cerrados, como bodegas, ya que no emiten dióxido de carbono u otros gases contaminantes. Adicionalmente, los montacargas eléctricos son menos ruidosos en comparación con los montacargas de combustión. Otra de sus ventajas son sus bajos costos de mantenimiento.

Pero no podemos pensar que todo es perfecto con los montacargas eléctricos, estos equipos también tienen algunas desventajas. Por ejemplo, la inversión inicial que se debe hacer para la adquisición de un montacargas eléctrico es mayor que para uno de combustión, sin embargo, la inversión a largo plazo de estos últimos va a ser mayor. Otro aspecto de suma importancia a tener en cuenta en los montacargas eléctricos es el de las baterías, por una parte, se deben cuidar para evitar que se desgasten más rápido de lo esperado y, por otro lado, existen tiempos muertos entre cambios o carga de baterías, básicamente, los equipos de combustión permiten una recarga de combustible más fácil y rápida que los montacargas eléctricos.

Tipos de montacargas eléctricos

Existen diferentes tipos de montacargas eléctricos, aquí te vamos a presentar los más comunes. 

Montacargas eléctricos contrabalanceados

Los Montacargas eléctricos contrabalanceados generalmente cuentan con 4 ruedas y con dirección de 180º, tienen pedales de acelerador y freno, además, están dotados de palancas para hacer las maniobras de levantar o bajar las horquillas, inclinar el mástil o desplazar las horquillas hacia los lados. Los Montacargas eléctricos también pueden estar dotados de solo 3 ruedas.

Montacargas eléctricos de pasillo angosto

Los Montacargas eléctricos de pasillo angosto son más compactos y, por ende, pueden trabajar en espacios reducidos. Cuentan, generalmente, con 3 ruedas, pueden tener dirección de 180º o de 360º lo que les permite girar con gran facilidad. En muchos de estos montacargas eléctricos de pasillo angosto el operario deberá ir de pie durante la operación, esto se conoce como “hombre parado”, adicionalmente, cuentan con pantógrafo y podemos utilizarlos para estanterías de doble profundidad. Son equipos de chasis bajo por lo que deben trabajar en superficies sin imperfecciones.

Montacargas eléctricos bilaterales y trilaterales

Los Montacargas eléctricos bilaterales y trilaterales están diseñados para trabajar en pasillos muy angostos, por lo que no giran en los pasillos, sino que se hacen movimientos de recoger o dejar estibas. En cuanto a los montacargas trilaterales, tienen la capacidad de coger y dejar cargas a un lado y otro del pasillo y también de manera frontal. Los bilaterales no tienen esta última posibilidad. Este tipo de montacargas eléctricos manejan alturas considerablemente mayores, por lo que pueden estar dotados de cabinas que se elevan junto con las horquillas, a esto se le conoce como “hombre arriba”. Con estos equipos surge entonces la necesidad de guiar el recorrido de los mismos; los sistemas más comunes son el filo guiado y el sistema guiado por riel.

Montacargas eléctricos tipo apiladores

En esta categoría de montacargas eléctricos podemos incluir a los apiladores eléctricos. Son un tipo de montacargas en los que el operario se sitúa, generalmente, fuera del equipo. Los Montacargas eléctricos tipo apiladores son como estibadores con un sistema de elevación, estos equipos tienen sus funciones limitadas al levantamiento y transporte de carga. Es decir, no cuentan con muchas de las funciones como inclinar el mástil, desplazar las horquillas o con pantógrafo. Sin embargo, son muy útiles para acomodar las cargas y cuando los movimientos a realizar son reducidos.

¿Cómo operar un montacargas eléctrico?

La conducción en los montacargas eléctricos puede variar de un equipo a otro. Aquí te vamos a contar cuáles son las más comunes.

La primera que te presentamos es la de los montacargas eléctricos contrabalanceados. Se caracteriza por contar volante y con una palanca de marchas (adelante, neutro y reversa) y dos pedales (freno y acelerador). En estos equipos contamos con palancas para hacer diferentes maniobras, la primera, del operario hacia afuera, sube y baja las horquillas; la segunda, inclina el mástil hacia el operario o hacia el otro lado para asegurar o desasegurar la carga; y la tercera, desplaza las horquillas hacia la derecha o hacia la izquierda. Cabe anotar que, dependiendo del modelo, la marca y la tecnología de los montacargas eléctricos, pueden estar dotados de más palancas o tener otras funciones a las explicadas.

La segunda forma de conducción es muy común para los montacargas eléctricos de pasillo, estos cuentan con un joystick que permite hacer las funciones de avanzar o retroceder, levantar o bajar las horquillas y, con el dedo gordo, podemos acceder a las funciones de inclinar el mástil, desplazar las horquillas hacia los lados y utilizar el pantógrafo. También tienen la bocina ahí.

Las anteriores son las que te vas a encontrar con mayor probabilidad, también existen montacargas eléctricos de pasillo angosto con palancas para todas los movimientos y maniobras, equipos con más de una velocidad o con un modo “tortuga” el cual, te recomendamos mantener activado para trabajo en bodega. Por estas diferencias en los modos de conducción te aconsejamos revisar el manual de equipo antes de la operación, esto te va a permitir conocerlo a profundidad antes de realizar cualquier maniobra; en estos manuales vas a encontrar toda la información necesaria para operar el montacargas eléctrico con el que cuentas, así como diferentes recomendaciones para su uso.

Tip extra: puedes utilizar una lista de chequeo que te permita guiarte de manera sencilla en este proceso y que esté enfocada al equipo que vayas a utilizar. A continuación, podrás encontrar la que tú necesitas.

🇨🇴 COLOMBIA🇲🇽 MEXICO
Cursos de montacargas en Bogotá
Cursos de montacargas en Cali
Curso de montacargas en Cartagena
Curso de montacargas en Ibagué
Cursos de Montacargas en Medellín
Cursos de montacargas en Barranquilla
Cursos de montacargas en Bucaramanga
Cursos de montacargas en Pereira
Curso de montacargas en Ciudad de México

Curso de montacargas en Guadalajara

Curso de montacargas en Monterrey